Más allá de la crisis el sueldo de los trabajadores no se toca.