A raíz de su vinculación al IFE, Rubén Ricardo Iriarte, proclama su descargo.


Por la presente ejerciendo mi derecho constitucional de replica a fin aclarar ciertos dichos y hechos que fueron publicados en diversos medios públicos y redes sociales, por lo que haciendo uso de los mismos, vengo en primer lugar a manifestar mis disculpas públicas a la sociedad que confió en mi integridad e idoneidad como funcionario público.
Por ello esta carta tiene como finalidad que la sociedad conozca mis razones, mis motivaciones y en efecto mi posición ante la situación y el hecho de público conocimiento que refiere el cobro del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia).
En este sentido quiero realizar las siguientes aclaraciones en cuanto a mi persona con el objeto de despejar dudas que se han planteado en la opinión pública y que me obligan a responderlas por este medio, atento a que he sentido que no se me ha convocado al efecto, pero fundamentalmente porque siento la profunda necesidad de expresárselo a ciudad que durante todos estos años me vio trabajar en la función pública.
Quiero contarles que soy Monotributista desde 2002 categoría “A”, condición que me obliga como a todo pequeño contribuyente a abanar mensualmente este tributo con el objeto de poseer una obra social, aportar a la jubilación y cumplirán el impuesto para poder ejercer una actividad profesional o comercial licita conforme nos permite nuestra Constitución Nacional, obligación tributaria en la que me encuentro al día.
Quisiera decir asimismo que, esta actividad en mi primera etapa como funcionario público la deje de lado a los fines de volcar todos mis conocimientos, mi tiempo y mi dedicación a la función pública, con posterioridad y desde este año debido a que existió una reducción importante en mi remuneración por cambio de función; solicite permiso para reactivar la misma, y por dicha razón claro está retome mi profesión a los fines de lograr aumentar mis ingresos como sostén de familia.
Por esta razón los organismos AFIP y ANSES consideraron que estaba en condiciones de recibir el IFE al comprobar que mi actividad en este tiempo de emergencia sanitaria no había tenido movimiento en el periodo indicado, por lo que evidentemente me CALIFICO para recibir el beneficio, dichos organismos al efectuar cruzamiento de datos no encontraron impedimento alguno.
Quisiera aclarar asimismo lo siguiente: En mi condición de funcionario municipal solo recibía una remuneración, que no es un salario, pues no se me abonaba ninguno de los beneficios que un trabajar en relación de dependencia de cualquier naturaleza recibe (salario familiar, obra social, aporte provisional y vacaciones etc) y por lo tanto no aparece la relación de dependencia como tal. Además dicha remuneración en el presente año se redujo, en mi caso personal, considerablemente por habérseme asignado otra tarea en la administración municipal sin respetar el derecho a una reubicación laboral sin reducción de salario, esta situación alteró considerablemente mi economía básica.
Así fue como se me notifica que CALIFICABA para recibir el IFE y solo tenía que indicar la forma en que quería recibirlo. Teniendo en cuenta que mi actividad privada como productora de contenido periodísticos no tenía ingresos es que indique la forma de cobro para acceder al mismo, esta notificación no me dejo lugar a duda incluso por la automaticidad de la aprobación para poder recibirlo.
Las dos cuotas fueron depositadas en una cuenta que habitualmente y desde hace muchos años recibo los pagos por mis trabajos independientes con lo cual el sistema acusa que los mismos fueron abonados y fueron retirados de la cuenta. Sin perjuicio de lo que determine la ANSES de estos aportes, a fin de limpiar mi nombre y mi honra quisiera decirle a la sociedad que voy realizar la donación de el beneficio en las cuotas efectivamente percibidas a dos instituciones de nuestra ciudad para la compra de alimentos, ropa o artículo de limpieza y ser entregado a quienes más lo necesitan. A los fines claro está, de devolver a la sociedad lo que le corresponde y corregir mi error
En esta mi única declaración pública sobre el tema, quiero también decir que no he actuado de mala fe, que la comunidad de Rufino conoce mi trabajo como comunicador y hacedor de la cultura con más de 40 años de trayectoria, pero fundamentalmente porque todos conocen mi vida personal, incluso mucho más durante esto cuatro años y seis meses en la función pública donde he puesto mi saber, e idoneidad, pero esencialmente mi pasión por el trabajo, al servicio de todos y cada uno de los que así lo necesitaron con logros de los que me enorgullezco como rufinense.
Es comprensible la duda y el enojo de algunos, pero no de todos, cuando no se conoce la realidad y la verdad de cada persona, cada hogar y fundamentalmente el porqué de sus acciones. Con una simple consulta se hubiera evitado un daño irreparable y descalificaciones que van más allá de mi persona.
Muchas gracias por atención a mi descargo

Rubén Ricardo Iriarte