Sin acuerdo con los nosocomios privados y con retrasos en el pago por parte de la provincia, el Banco de Sangre de Rufino cerró sus puertas luego de más de 25 años de servicios. Según se supo durante el fin de semana hubo derivaciones por no poder contar con la sangre necesaria.

Ya lo habíamos anunciado meses atrás. El Banco de Sangre que funcionaba desde hace más de 25 años en una de las alas del Hospital local cerró sus puertas. La noticia surgió la semana pasada cuando se conoció el despido de las trabajadoras, pero había trascendido que se mantendría funcionando durante la cuarentena, situación que en las últimas horas quedó desechada, incluso se supo que se habrían realizado algunas derivaciones de urgencia por no contar con sangre en la ciudad.

El banco de sangre local, tenía su base en la ciudad de Rosario. En los últimos meses, la relación con los nosocomios privados se había roto, sumándose a esto la deuda de arrastre que mantendría la provincia.

Esperemos que surjan soluciones urgentes, teniendo en cuenta la necesidad de contar con un stock de sangre acorde, especialmente ante posibles siniestros de magnitud y casos de urgencia en la que una derivación se complique.