Para sacarlo, los malvivientes cortaron los alambres laterales del predio de la Escuela «A Todo Galope», de calle Lorenzetti y Río Negro

Una vez más la Escuela de Equinoterapia «A Todo Galope», dirigida por Luciano Moreno, es víctima de los malvivientes. Esta vez se llevaron a «Gitano», uno de los caballos que trabajan con los chicos de la escuela. Para llevárselo, los delincuentes cortaron todos los alambres de uno de los laterales del predio de la institución que se encuentra sobre calle Lorenzetti, entre Río Negro y Dean Funes.

Cualquier dato al respecto es muy válido, teniendo en cuenta la importancia que tiene el equino en torno al trabajo de los chicos y el desarrollo de sus actividades semanales.